Greatest Hits… Grandes Momentos

Había comenzado ha escribir este post en plan despedida melancólica, alicaída. Pero lo he releído y no me ha gustado. No quiero irme de Australia diciendo cosas como «esto no es un adiós…», «Siempre nos quedará Brisbane».

No quiero despedirme de esta manera. Simplemente no me gusta. Esta aventura no se lo merece; se merece algo más grandioso, algo colosal, algo para el recuerdo, algo con lo que levantaros una sonrisa.

Así que después de mucho pensar y recordando un capítulo de «Lost», he decidido que el último post del país de los canguros tiene que incluir un recopilatorio de esos momentos que he disfrutado, de esa gente que he conocido y esos lugares que he visitado.

Damas y Caballeros, niños y niñas, pequeños Fraggels, aquí van los mejores momentos de esta nuestra gran aventura por las antípodas, aquí comienzan los greatest hits:

  • El momento en el que me subí al avión con destino Brisbane; me iba con pena y miedo, pero también con expectación y ganas de descubrir algo nuevo.
  • Entrar por primera vez en mi homestay y descubrir que aquello no era una casa: era una pocilga.
  • La primera persona que conocí en EF: Estefania de Valencia; ehh, ¿puede ser más pequeño el mundo?
  • Mi primera Barbacoa en UniResort con jet lag incluido. El día que conocí a Elisa y Artemi entre otros.
  • Mi primera fiesta, fiesta. Melbourne Hotel, copa de vino tinto en la camisa blanca (que me ha seguido hasta el final de los finales) y primer taxi de vuelta a casa.
  • Mi primer viaje con EF: Mojo X. Mi primera vez en una tabla de Surf. Mi primer baño en el pacífico.
  • Primera Barbacoa en SouthBank. El día que conocí a Javi, Caroline y Jessica entre más gente. Mi primer Omaley’s y el intento de seducir a una noruega enseñándole a bailar salsa. Todo un Don Juan.
  • Viaje al SeaWorld. Descubrir osos polares, ibis y delfines.
  • Primera (y última) visita a la playa: Surfer’s Paradise. Descubrir el Benidorm Australiano y sus inmensos edificios. (Nota del autor: dos horas de viaje en transporte público. ¿os hacéis una idea porque fue mi primera visita a la playa?)
  • Gran viaje la Gran Barrera de Coral. Coste del viaje: $400, alquiler del disfraz de Halloween: $70, ganar un viaje gratis y ser el rey de la noche: no tiene precio.
  • Snorkelling en el Pacífico Sur: Sin palabras.
  • Primera Paella en Oz. La mejor de muchas otras.
  • Disfrutar de todas y cada una de las clases de Vicky. Que gran profesora y mejor persona.
  • Navidades en bañador y con 40ºC. Sin palabras II.
  • Conducir por el lado erróneo de la carretera con coche automático y hacer más de 3000 km. Sencillamente Inenarrable.
  • Melbourne, Great Ocean Road, Sydney. Un coche y 5 personas: momentos inolvidables y mejores amigos.
  • Vivir de primera plana el Australian Day: Qué patrióticos estos Aussies!
  • Viaje a Fraser Island: Dingos y disfraz improvisado, seguido de representación magistral de «My Way».
  • Todos y cada uno de los momentos con mis compañer@s de piso (y de fatigas).
  • Todos los momentos que me quedan aún por vivir en esta gran isla/continente.

Seguramente son más y mejores, pero este es un resumen de lo que ha sido mi aventura australiana. Una empresa que no acaba aquí, pues esto no ha echo más que comenzar. No me cansaré de repetirme a mi mismo que esto es solo un descanso, un «KitKat» de Australia.

Volveré algún día, no se si más pronto o más temprano, pero se que volveré para trabajar como enfermero y continuar esta gran vicisitud. Por el momento debemos cambiar el destino y poner rumbo a otros lares. En próximas ediciones desvelaré tal destino.

Y como despedida, decir que echaré de menos este país, los amigos que dejo y los que se fueron antes de mí. Echaré de menos muchas cosas, pero sobretodo a mis compis de pisito y a mucha otra gente, aunque lo bueno es que los volveré a ver tarde o temprano por tierras españolas. Un abrazo y beso a todos ellos. Os quiero un huevo, joder.

Y a todos los que me esperáis en España: nos vemos en los bares (y por favor, con jamón, chorizo,queso y vino del bueno).

Sergiete, el Fraggel viajero.

P.D: Os debo aún un resumen pormenorizado de mi Road Trip y otras vivencias australianas. En breve estará en vuestros ordenadores, lo prometo, lo juro.

P.D2: Se me ha saltado una lagrimilla al pensar en jamón y queso…

¿Quieres compartir el post?

2 comentarios

  1. que bonico eres sergiete, tengo ganas de que me cuentes todo eso en persona. nos vemos pronto, un beso

    vall

  2. Querido Sergio: No había tenido ocasión de entrar en tu blog, y desde hoy me comprometo a seguirlo. Te añado a mis favoritos, y con link en "los afanes de cada día…".
    Espero que pronto estés por España y nos cuentes cosas.
    Ya sabes que soy un viajero empedernido y por eso comprendo que se te haya incrementado la pasión por los viajes, porque viajar es vivir, y en cada lugar en el que estamos, dejamos un poco de nuestra vida; razón por la que nos gusta regresar.
    feliz viaje de regreso.
    Un abrazo,
    SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

Los comentarios están cerrados.