Nuevos Comienzos

A los pocos días de terminar de escribir mi último post y de volver de mi corto periplo por Madrid, me llamaron del Hospital de Manises para hacer una entrevista de trabajo. Al día siguiente estaba ya trabajando en el servicio de Medicina Interna y Cirugía Reconstructiva.

 

La luz asomaba al final del túnel. La oscuridad llegaba a su fin.

 

Es mi primer trabajo en España desde que hace ya más de un año comenzara mi aventura, primero por Australia y después por Londres. Todos sabéis, y si no es así, os lo digo ahora, el trabajo en Londres no fue nada agradable. Frustración sería la palabra que definiría mi estancia por un Hospital Londinense. Quizás sea esta una de las razones por las que he empezado este nuevo trabajo con entusiasmo y ganas de evolucionar.

 

Llevo ya dos semanas en el Hospital y he de decir que las compañeras son fabulosas, así como el trabajo. Me encanta trabajar allí. De nuevo, vuelvo a sentirme útil. Vuelvo a sentirme un enfermero.

 

Por eso, ha llegado el momento de volver a empezar. De entrar en mis 30 años con la máxima alegría y con ganas. Ganas de comerme el mundo. Es hora de empezar nuevos proyectos, de retomar aquellos que tenía olvidados.

 

Para empezar, volvemos a Valencia. Esa ciudad en la que, como diría Frank Sinatra, he amado, he reído y he llorado.

 

Me busqué a mí mismo en las antípodas, pero allí no estaba. Tampoco estaba en Londres. Es hora de buscar en casa. Quizás siempre he estado aquí. Pero había que buscar, había que viajar, tenía que conocer, tenía que experimentar. Y ahora vuelvo, con más ganas que antes, con más vitalidad, con más entusiasmo.

 

Tengo muchos proyectos para este año que empezó hace poco más de un mes. De momento, empezaremos con el más básico: encontrar casa en Valencia. Y vosotros lo veréis. Y la disfrutaréis.

 

Seguidme en mi nueva aventura; quizás la más trepidante.

 

¿Quieres compartir el post?

Un comentario

  1. Guauuu! Me alegro de leerte (ya te vi) así de estupendo! Con esas ganas de comerte el mundo. La ilusión y la esperanza es lo que nos hace movernos y con esos dos sentimientos estoy segura de que te vas a encontrar y vas a estar allí donde quieras estar.

    Encantada de compartirlo contigo! Espero visitar tu nueva casa pronto. Disfruta, que para eso estamos aquí.
    Besitos!

Los comentarios están cerrados.